Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado
 

Puedes negarte o ser oscilante
como una brújula que busque
la fuerza de este hombre
que ha de serenarse todavía.

Abre mujer, abre la brevedad
de tu sexo si sonríe.

Si notas un bancal entre tus muslos
y te cae a la mano una caricia original,
si mi nombre pesa en tu pecho
porque te asuste que al pronuncirlo
te atrapen las nubes de un incendio.

Abre mujer, abre el sexo breve
que traigo las armas de una guerra.

Muerde como un enemigo desalmado,
avanza, repliega, sube, desciende,
descubre la táctica que me endurece
el rostro con ventaja, mi centro todo
como un celibato que se incumple.

Abre mujer, la vertical de tu sexo,
y llega mujer, estalla como un águila.

Vuela los terrenos de las cumbres,
la osadía de los ríos en el cuello
y mama con la fuerza que un niño
se arroja al pezón de leche.

Abre mujer, abre la brevedad
de tu sexo si sonríe.
Aquí te lanzo mis redes, aquí
para verte luego desnuda y ya.

..L. Gómez..