Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado
 

a Fernando y Anaís

La amistad no tiene palabras, tiene hechos,
es una vela en el horizonte, azul, sin olvido.
Por el chocar de las manos nos cae al pecho
y por la voz de uno se abre un nuevo camino.

Puedes atesorarla y no lanzarla al viento
con el mismo fulgor que entonces vino,
puedes coronarla al agílisimo movimiento
que siente en esa amistad su propio latido.

Qué generosas sinceridades se amarran.
Qué alianza sangrienta como dedo y anillo.
Qué, sin género, con crueldad nos habla.

Nunca, en post de la verdad cruda, huimos.
Puede más lo leal si esa lealtad te mata,
y muriendo girar la cabeza y decir amigo.
.
..L. Gómez..