Ratio: 5 / 5

Inicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activado
 

Ya había domado
y enamorado la soledad
hecha de todas las ganas,
y entonces llegas tú
y vuelta a empezar,
a tratar la noche y la vela,
a ponerme zancadillas
para notar,
que efectivamente,
soy yo el que sufre,
el que siente y calla
redobles de tacones
que se alejan.
Más solo que antes
sin ti.
.
..L. Gómez..