Ratio: 5 / 5

Inicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activado
 

A esa incuestionable sugerencia,
yo podría acostumbrarme a tu rostro,
verlo despertar, llamar a las puertas de mayo,
ser mayo a sus puertas,
cantar en tus cabellos si se alborotan,
sí, y podría llevar tu agua al hilo
de las tardes de mayo,
la clave de un pájaro infinito,
ser alas de mayo,
tus alas de mayo,
yo podría inundar de peces
junio que está a la vuelta
y envejecer contigo,
sentir que la vida,
tus manos fueron generosas
para decirte que fue lindo hasta la plenitud
coincidir contigo entre tanto horror.
Podría esperar mi muerte,
retrasar mi muerte
para que goces del bien que te debería,
hacértelo saber con cada cosa que haga.
Mayo muere, la lengua de junio aprieta
su flor mortecina.
Ven, ya para siempre,
a saber qué hace el tiempo sin nosotros
.
..L Gómez..