Ratio: 5 / 5

Inicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activado
 

Tengo razones que son inolvidables,
por ejemplo, a veces la luna
tiene morros de galga
y sólo lo ve la imaginación.
Todo insiste y persiste.
Ya sé que no voy a cambiar,
te lo tomas a la tremenda.
Si cambio no sabré
donde puse los pantalones
desde el pernil,
la casa desde la puerta
y además el silencio
será un gato en la cocina.
Formas parte de la historia,
deja mucho para contar,
ahora tengo tanto que decir.
Y si quieres puedes irte
sin permiso que valga,
hija de mi entorno.
Pero recuerda que nadie
te hará reir
como mi voz cuando sufre.
Es cierto,
a veces la luna
tiene morros de galga
y sólo lo ve la imaginación
del que ama.
.
..L. Gómez..