Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado
 
[...] deberías de escribirle un poema
al blanco jazmín, al cardo ruinoso
a la indecorosa reja que siempre chirría [...]
Deberías escribir un poema para mí
con lirios y campos de rosas
y no olvides a los campesinos
con sus guadañas de siega y muerte,
a los pueblos que se despoblan
frente a las gentes que buscan
donde meter sus vidas,
te irá bien contemplar a los pájaros
que traen sus ramas a la ciudad
antes de que monopolicen el cielo,
ah, una noche de fuego gitano,
pasea por las calles del cementerio
-qué pensarán los enterradores-
un primer poema desquiciado
como deben ser los primeros poemas
y lo quiero mío, exclusivamente mío,
puedes decir que soy una isla
y mi risa está en todos los mares,
que soy un tipo oscuro de cerca
y gano color cuando me alejo,
puedes decir que te amo
obviando el deber de mentir,
y habla de tu blanco patio,
me parezco en tanto a tus macetas,
me enredo entre tus árboles,
soy la hoja que cae y sobrevive,
que habita en dos suelos;
deberías porque yo te escribo,
desde mis cabellos te escribo.

..l. gómez..